Presentimiento Político

19 abril, 2018
Fotografía:

Ricardo Anaya Cortes en Juárez, un candidato más o una expectativa real

“En su apariencia inicial del discurso político electoral, resultan muy atractivas las propuestas de Ricardo Anaya Cortes, el de reducir el IVA al 6%, equiparar las gasolinas en la franja fronteriza a precio de Estados Unidos y la creación del Ingreso Básico Universal”

El día de hoy, estará en nuestra ciudad el candidato a la Presidencia de la Republica Ricardo Anaya Cortez, postulado por la coalición electoral integrada por el Partido Acción Nacional (PAN), Partido de la Revolución Democrática (PRD), y Movimiento Ciudadano (MC), denominada “Por México al Frente”.

Resultará positiva su visita proselitista, en cuento sus compromisos de campaña ya anteriormente anunciados, como son la reducción del impuesto al valor agregado (IVA) a la mitad, igualar los precios de la gasolina a los ofertados por nuestros vecinos de El Paso Texas, la creación del ingreso básico universal, entre otras.

El candidato Anaya Cortes, estará en la oportunidad de platicar con los juarenses y exponer por qué sus ofertas de campaña son viables, innovadoras y fortalecerán la economía de los fronterizos. Si no resulta así, será uno más del montón de candidatos demagogos, que solo viajan por todo el país repitiendo promesas de campaña solamente para engañar a los electores y con eso obtener su voto.

En apariencia, resultan interesantes dos propuestas del presidenciable Ricardo Anaya, que le son exclusivas a las fronteras del país por el deterioro que le generan a sus economías, el IVA que en la actualidad equivale al 16% y el precio de la gasolina, que es más barata al cruzar la frontera y comprarla en las ciudades vecinas de los Estados Unidos. Equiparar los precios de los combustibles y reducir al 8% el IVA, provocara no solo un desarrollo para la franja fronteriza, sino para las entidades federativas y el país en su conjunto.

En cuanto al establecimiento del Ingreso Básico Universal, será propicio que se revele, las interrogantes que su anuncio han generado, tomando en cuenta lo señalado por Anaya Cortés, “todos los ciudadanos por el simple hecho de ser mexicanos reciban una cantidad del Estado que les garantice vivir con un mínimo de dignidad”. Asegura que “es el mejor mecanismo para poder erradicar la pobreza extrema en nuestro país”. Y que “por obvias razones, el ingreso básico universal reduce la desigualdad”. Además “elimina la trampa de la pobreza, está documentado. El pobre sabe que, si sale de la línea de pobreza, dejará de recibir los apoyos, dejará de recibir los programas sociales y eso ha traído consecuencias nefastas, no sólo en México sino en muchas partes de mundo. Pero esto no pasará en México porque somos personas muy solidarias”. Según el candidato el IUB “prácticamente elimina los gastos burocráticos. En lugar de pagarles a los burócratas que hacen estudios socioeconómicos, que administra los programas sociales, mejor le entregamos el dinero directamente a la gente. El dinero está mejor en las manos de la gente que en las manos de los políticos”. Y dicho programa “elimina por completo la política clientelar que tanto hemos padecido en nuestro país. Se acabó ese líder que le dice a la gente por qué partido tiene que votar, y al mitin de quien tienen que acudir en poder al ciudadano le devuelve su auténtica libertad”. Aunado a lo demás, “promueve el espíritu emprendedor. Cuanto la gente sabe que cuenta con un piso mínimo, básico, se atreve a emprender, a probar nuevas ideas y esto trae enormes beneficios a la economía de un país”. El alcance crediticio visualizado según el presidenciable “hace en automático sujetos de crédito a todos los ciudadanos del país y puede ser un fantástico vehículo para formalizar a ese 60% de la gente que hoy está en la economía informal”.

Esas tres propuestas, de materializarse por supuesto en la eventualidad de que Ricardo Anaya Cortes resultara ganador en la contienda electoral y pasara a ser el Presidente de México, harían que Juárez recuperara su económica, que los millares de jóvenes dedicados en la actualidad a actividades ilícitas y todos aquellos que no encuentran oportunidades, logren mediante las políticas públicas propuestas, una superación personal en el plano laboral, académico, comercial o empresarial.

En su apariencia inicial del discurso político electoral, resultan muy atractivas las propuestas de Ricardo Anaya Cortes, el de reducir el IVA al 6%, equiparar las gasolinas en la franja fronteriza a precio de Estados Unidos y la creación del Ingreso Básico Universal. Esperemos que estos planteamientos no sean el resultado de un puñado de frases trilladas, pronunciadas en forma elocuente por un político preparado, excelente orador y un gran manipulador de la conciencia ciudadana para el provecho electoral.

 

Comentarios de Facebook