La boda de la impunidad, ante el Narco-poder.

11 febrero, 2020
Fotografía:

11 de Febrero de 2020

A decir verdad

 

La boda de la impunidad, ante el Narco-poder.

 

Por Rubén Iñiguez.

 

Este México nuestro, no deja de sorprendernos aun cuando día a día conocemos las más inesperadas noticias. Culiacán, vio nuevamente otro reto al Estado Mexicano, con sus órganos de Justicia, a todas sus Policías, demostrando que el narco- poder está más vigente que nunca, gozando de impunidad, y de inmunidad ante las instancias que deben perseguir de oficio el delito contra la salud, parece que, en este sexenio, el tráfico de drogas no es un delito grave.

Sólo faltaron como invitados los personajes actuales de la política mexicana, los que han propiciado ese cambio ante la realidad imponente del poder de los narcos. Abrazos, no balazos y la guerra ha terminado. Es cierto. Nadie se dio por enterado hasta que los nuevos novios aprobaron que se difundiera.

Nuestro CISEN, fundando en 1989 en el gobierno de Carlos Salinas, fue obra de Fernando Gutiérrez Barrios, pero le cambiaron el nombre por el de Centro Nacional de Inteligencia, que dirige el General Audomaro Martínez Zapata. Hoy parece que, de ser un ente de inteligencia, se convirtió en uno burocratizado, porque curiosamente nadie se dio cuenta del semejante bodorrio en donde se apreciaban, afuera de la Iglesia, al menos una veintena de autos de lujo, vehículos blindados, con un valor mayor a un millón de pesos. ¡Qué extraño!, ¿será que nuestras autoridades tienen otros datos?

La prensa nacional publicó el acontecimiento. La Iglesia Católica a puerta cerrada facilitó la catedral de Culiacán para ofrecer el sacramento del matrimonio a los contrayentes, rodeando el recinto de cintas amarillas como las usadas por las autoridades en escenas de algún crimen. Que interesante sermón, y que jugosas limosnas, deben haberse colectado.

Alejandrina Guzmán, la hija del Joaquín el “Chapo” Guzmán, detenido en los Estados Unidos, y que se especula es poseedor de una fortuna de mil millones de dólares, contrajo nupcias con Edgar Cázares, hijo de Blanca Margarita Cazares, la “Emperatriz del Narco” persona encargada de lavar el dinero del cartel sinaloense mediante 22 empresas, según se publicó en distintos medios de comunicación.

A la ceremonia y fiesta, aseguran que asistió Ovidio Guzmán, hermano de la contrayente. Si, el mismo ante el cual se rindió el Gobierno Mexicano, liberándolo para evitar un baño de sangre, al ser superados tácticamente en todo, humillando al orgullo del Ejército Mexicano, que tragó bilis ante la actitud del presidente López Obrador.

La boda realizada a todo lujo se realizó en un fraccionamiento privado del poniente de la ciudad de Culiacán de Guzmán, para una rimbombante y pomposa fiesta.

El festejo tuvo una duración de 12 horas, amenizada por Julión Álvarez y la Banda Calibre 50, se llevó a cabo el 25 de enero del presente año, sin embargo, el Presidente López Obrador tuvo conocimiento hasta una semana después.

El derroche de lujo y riqueza de dicha boda, dejó impresionada a la sociedad sinaloense. El tema no ha sido tocado por el gabinete de seguridad, y menos por el Presidente de la República. Parece que este evento nunca sucedió para nuestras autoridades federales, a pesar de que se dieron el lujo de prodigar gran parte de los detalles del “bailongo” hasta en revistas de sociales y de gente bien.

Este es el resultado de la tolerancia, que raya en la complicidad del actual gobierno federal. Hay inmunidad e impunidad, hay una fractura total en la lucha del Presidente contra la corrupción: Se permite, se acepta, se reconoce el poder de facto de los grupos del narco. Eso ha reprobado los discursos de seguridad, de imperio de la ley, que evidentemente ha renunciado a ejercer su función, ante un grupo delincuencial que los ha doblado.

El fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, informó este lunes que se recuperaron 2 mil millones de pesos de un caso, y que esos recursos pasarán al Instituto Para Devolverle al Pueblo lo Robado. Sin embargo, indicó que no puede dar detalles del asunto en que se recuperaron los recursos, debido a que la investigación todavía sigue en curso.

¿Será de verdad que ese dinero lo recuperaron de un golpe certero que dio la dependencia ministerial?, o ¿será más bien un premio del crimen organizado al gobierno federal por haber permitido que la boda del hijo del “Chapo Guzmán” se llevará a cabo con toda calma y con la mayor libertad? ¡Hay disculparán lo malpensado que es uno!

Sígueme en mis redes sociales:

Facebook: Rubén Iñiguez

Twitter: @rubengdl

Instagrama: ruben_iniguez01

Comentarios de Facebook