Lozoya a la cárcel por caso Odebrecht

4 noviembre, 2019
Fotografía:

4 de Noviembre de 2019

Ciudad de México— La FGR anticipó que Emilio Lozoya será castigado por recibir sobornos de la empresa Odebrecht.

El sábado pasado, durante el juicio de Gilda Margarita Austin y Solís, los fiscales expusieron que desde las cuentas bancarias de la mamá del exdirector de Pemex se recibieron recursos de la constructora brasileña.

Explicaron a la madre de Lozoya que su hijo trianguló dinero para ocultar su origen.

Con el rostro contrariado, la señora Gilda Margarita también fue enterada de que su hijo recibió sobornos por 10.5 millones de dólares para otorgar contratos a Odebrecht en México.
Durante nueve horas Gilda Margarita escuchó a los seis fiscales lanzando dardos contra su hijo, quienes señalaron que Odebrecht fue una empresa que financió campañas y políticos.
“Luis Alberto de Meneses Weyll, ex director de Odebrecht en México, declaró ante autoridades brasileñas que el monto que pactaron transferir a Emilio Ricardo Lozoya Austin era de 4 millones de dólares, luego de que Meneses conociera a Lozoya en un Foro Económico de Davos y cuando se convirtió en el coordinador de campaña de Enrique Peña”, expuso uno de los fiscales de la FGR.
Las transferencias
El Ministerio Público Federal indicó que la empresa offshore Tochos Holding Limited fue utilizada para triangular 4 millones de dólares iniciales en sobornos de Odebrecht.
En Suiza está asentada la cuenta bancaria de la compañía, que tiene como beneficiarios a Emilio Lozoya y a su hermana Gilda Susana, y que sirvió para dispersar los recursos con la finalidad de ocultarlos.
El 16 de noviembre de 2010, por órdenes de Lozoya, indicaron los fiscales, se transfirieron 5 millones de pesos a su madre desde una cuenta en Suiza a nombre de Tochos Holding, administrada por la empresa TMF Services SA.
El dinero fue depositado a la cuenta 0164317815, con clave 012180001643178154 de BBVA a nombre de Lozoya y su mamá, especificando que la empresa Lobnek, con sede en Ginebra, sería la encargada de realizar dicho pago.
La otra transferencia en beneficio de la madre de Lozoya se registró el 22 de noviembre de 2012 por una suma de 185 mil dólares, que al tipo de cambio de la época eran 2 millones 401 mil 281.50 pesos, según un dictamen de la FGR.
Aquí fue donde los fiscales detuvieron y comunicaron a Gilda Margarita que ella es investigada por autorizar este depósito y después dispersarlo.
Le indicaron que ella fue parte de la asociación delictuosa para ocultar dinero de procedencia ilícita y que, tan fue así, que en 2012 declaró impuestos en ceros y en 2013 solo 93 mil pesos.
Los abogados de Gilda Margarita, encabezados por Javier Coello, también jugaron por momentos una defensa del ex director de Pemex.
“Las transferencias fueron de una empresa en otra, no se acredita el ocultamiento porque había una relación comercial. Aquí los señores fiscales están poniendo todo un jarrón y lo revolvieron. Mi cliente era un particular en 2010, fue en 2010, no se puede hablar de sobornos porque no era funcionario público”, lanzó el abogado Fernando Bravo.
Los fiscales aclararon que muchas de las acusaciones no tenían que ver con la audiencia de imputación contra Gilda Margarita y que solo eran una referencia para que la imputada conociera su situación.
“Usted fue partícipe, no autor material”, aclaró el MPF en la audiencia.
El juez Jesús Eduardo Vázquez Rea vinculó a proceso a Gilda Margarita, lo que dejó abierta la puerta de dictar prisión preventiva a Lozoya en cuanto sea detenido.

Comentarios de Facebook