Hasta iban a la escuela juntos

21 octubre, 2019
Fotografía:

21 de Octubre de 2019

CDMX. – Ha sido un fin de semana demoledor para la 4T.

La debacle federal en Culiacán ante el Cartel de Sinaloa ha devastado la imagen presidencial y el gobierno de la 4T a nivel mundial.

En México, el presidente Manuel López ha perdido el respeto no solo del crimen organizado, sino también del ejército bajo su mando y de los ciudadanos.

En pleno fragor de la batalla, el célebre boxeador sinaloense Travieso Arce retó desesperado al mandatario para que fuera a Culiacán a lanzar Fuchilas y Guácalas a los malandros posesionados de la ciudad.

Y entre rumores de renuncia como Secretario de Seguridad por su ridículo ante el Cartel de Sinaloa, trascendió que el hijo de Alfonso Durazo fue compañero de banca del Hijo del Chapo en un colegio Fifí.

La nota fue revelada por la periodista Lourdes Mendoza tras revisar el anuario del campus donde ambos niños cursaban el sexto año de primaria.

‘No somos iguales’ ha dicho Manuel López.

Se cree que la renuncia de Durazo no será aceptada por López, quien prefiere caerse con ellos antes que soltar a sus corruptos colaboradores y cómplices como Manuel Bartlett.

Comentarios de Facebook