Calidad de exportación

14 enero, 2020
Fotografía:

14 de Enero de 2020

Ciudad Juárez, Chihuahua – Aunque nunca lo tenía previsto, ex alumno de ‘La Casa de los Toros Bravos’ atravesó el Océano Atlántico para llegar a la Europa Central y radicar en la ciudad de Brno, República Checa; y justo ahí, desde hace un año aplica sus conocimientos de ingeniería que obtuvo en la Universidad Tecnológica de Ciudad Juárez (UTCJ).

 Su nombre, Alfredo Frías Martínez, quien egresó en el 2017 de esta institución educativa, ‘La Casa de los Toros Bravos’ de la carrera Tecnologías de la Información, en las pasadas fiestas decembrina aprovechó para visitar a sus familiares, amigos y maestros aquí en la frontera para luego regresar a ese país.

 Mientras cursaba el nivel de Técnico Superior Universitario (TSU) llevó a cabo su proceso de estadía o prácticas profesionales en la Junta Municipal de Aguas y Saneamiento (JMAS), en el área de sistemas, y posteriormente las de ingeniería en la Empresa Wistron de México, con sede en esta localidad.

 Al cumplir un año ahí platicó uno de sus jefes inmediatos, que estaba por terminar la carrera en la UTCJ, y pregunto si había la posibilidad de alguna vacante para él. Y al respecto le dijeron que necesitaban personal titulado y con experiencia, para mandarlo a trabajar en la empresa con sede allá en la Europa Central.

 Frías Martínez envió su currículum, y tras una entrevista a 18 aspirantes, sólo él y tres más quedaron seleccionados para laborar en Wistron, de ciudad Brno. Al contar a sus padres ellos sintieron tristeza al saber que partiría hasta el viejo continente, pero a la vez se mostraron bastante contentos por el logro que su hijo acababa de obtener.

  “Aquí en Juárez estuve esperando durante un año una vacante como ingeniero, y me llegó esta oportunidad, entonces desde ahí cambió mi mentalidad totalmente, una noticia de golpe porque no estaba preparado para dejar a mi familia e irme a un lugar tan lejos”, argumentó.

 El ingeniero asegura que el idioma inglés que adquirió en la universidad ha sido clave para lograr comunicarse en aquel país, e incluso ya domina un poco de checo en los 12 meses de radicado en aquella ciudad, la segunda más grande de la República Checa y conocida por sus edificios modernistas.

 Además, el joven cuenta que aprendió muchísimas cosas en relación al campo laboral, y sobre la cultura de ese país. Algo que le ha gustado bastante es la manera en que las personas tratan a los extranjeros, pues se ha dado cuenta que la mayoría de los nativos son muy amables.

 Y con respecto a su trabajo, dio a conocer que la empresa donde labora produce servidores para Microsoft, Facebook, Ferrari y Twitter. Su labor consiste en revisar que el producto termine todas sus pruebas de calidad para que no falle ningún componente, y evitar que llegue al cliente con alguna imperfección, explicó.

 De sus expectativas laborales, Frías Martínez comentó que una vez que trabaja en un proyecto, siempre busca darle continuidad, por tanto, considera que aunque esto represente un gran salto en el aspecto profesional, aún espera alanzar mayores éxitos.

 “Tengo las habilidades y aptitudes para hacerlo, en mi trabajo no siempre se ve lo mismo, es por eso que siempre trato de actualizarme y no quedarme nomás en lo que sé. Esto lo recomiendo a mis compañeros, que nunca se den por vencidos, todos podemos si le echamos ganas y somos constantes, péguense a la gente que en verdad sabe”, dijo.

 El ex alumno de la UTCJ regresa hoy lunes a la República Checa, para continuar con su contrato que concluye el 18 de abril de 2021, pero días antes visitó su alma mater para saludar a sus maestros.

 “Quiero darle un agradecimiento a mis padres, maestros, compañeros de universidad y trabajo que me acompañaron; a la UTCJ le tengo un gran cariño y respeto. Muchísimas gracias por todo ese conocimiento que aprendí aquí”, concluyó el ingeniero egresado de ‘La Casa de los Toros Bravos’. 

Comentarios de Facebook